Home Internet Seis millones de españoles y tres millones de hogares no acceden a...

Seis millones de españoles y tres millones de hogares no acceden a internet

SHARE
mapa internet esp
  • Los últimos datos publicados por Eurostat vuelven a poner de manifiesto la profunda Brecha Digital que sufre la ciudadanía española: 5.846.270 españoles nunca han accedido a la red de redes y 2.885.368 millones de hogares no disponen de acceso a Internet.
  • Estas cifras sitúan a España como uno de los países con peores datos de inclusión digital en Europa (puesto 15 de los 28 Estados Miembros de la Unión) y muy lejos de la media europea (un 21% inferior); un lugar inconcebible para una potencia económica como España.
  • Los estudios realizados por UGT Comunicaciones ponen de relieve que la falta de infraestructura (oferta de servicios de telecomunicaciones) no es la culpable de este retraso. En realidad, los factores que se encuentran detrás de esta exclusión digital son, por este orden, la falta de interés, de conocimientos y los precios de las comunicaciones (demanda de servicios).
  • En el apartado laboral, la fuerza de trabajo de nuestro país está muy poco cualificada en competencias y habilidades digitales: el porcentaje de ocupados españoles que han utilizado alguna vez Internet es cuatro veces mayor al de parados y dobla al de inactivos, mientras que la exclusión digital alcanza a la mitad de los trabajadores/as españoles, que nunca acceden a Internet. En términos de formación comparable en el ámbito de la OCDE, España ocupa el puesto 104 de 139 países, con ratios idénticos a Gabón, Líbano o Montenegro.
  • UGT Comunicaciones considera que los objetivos de nuevo Ministerio de Agenda Digital deben ir más allá de construir nuevas redes y mejorar privacidad de los usuarios de Internet, para acometer el principal problema que sufre nuestra economía digital: la exclusión de miles de ciudadanos y trabajadores.

La última publicación de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat[1]) confirma que la Brecha Digital en España[2] no sólo no se cierra por sí misma, sino que se ha convertido en estructural. Así, un 18% de los hogares españoles y un 17% de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país no acceden nunca a Internet[3].

Si se comparan estas cifras con nuestros vecinos de la Unión Europa, la Brecha Digital en España cobra su verdadera dimensión, al colocarnos en el puesto 15 de los 28 Estados Miembros. Además, el diferencial para converger con la media de la UE28 en términos de inclusión digital supera el 21%. Para un país miembro de las cinco grandes potencias económicas europeas, estos datos resultados son del todo inconcebibles.

Al contrario de lo que se cree, los estudios confeccionados por UGT, demuestran que esta exclusión digital no se explica por la falta de infraestructuras digitales en los hogares: sólo un 2,3% de las personas que no tienen conexión a Internet alegan este motivo. Las principales razones que explican esta elevadísima cantidad de personas fuera de la era digital son[4] la falta de interés (67,4%) o de los conocimientos necesarios (41%) y los costes relacionados con la conexión (25%). En conclusión, los motivos que explican esta amplia Exclusión Digital no están la parte de la oferta, sino de la demanda.

Por otro lado, los trabajadores y trabajadores españoles acusan una inaudita falta de cualificación en nuevas tecnologías, que se ceba especialmente con los desempleados. Según datos del INE para 2016, sólo el 15,47% de los parados han usado en alguna ocasión Internet, mientras que número de empleados que utilizan ordenadores conectados a Internet en su trabajo habitual (en porcentaje sobre el empleo total) supera a duras penas el 51%. Un sistema educativo ineficaz y ausente en términos tecnológicos, así como la escasísima formación continua que se imparte en los centros de trabajo, son la raíz de esta problemática. Dos referencias: en 2015, el porcentaje de empresas que proporcionaron actividades formativas en TIC de sus empleados fue del 23,41%; en términos de formación en el puesto de trabajo, la OCDE relega a España al puesto 104 de 139 países, con una calidad de formación en el puesto de trabajo semejante a Gabón, Líbano o Montenegro.

Esta innegable desigualdad digital perjudica a nuestra Economía y a nuestra Sociedad. UGT considera que los objetivos de nuevo Ministerio de Agenda Digital deben ir más allá de construir nuevas redes y mejorar privacidad de los usuarios de Internet, cuestiones muy importantes, pero no las únicas ni las más prioritarias.

El Gobierno debe colocar la inclusión digital de la ciudadanía y de los trabajadores/es entre sus prioridades y no persistir en su desidia. Es preciso poner en marcha acciones que palien esta lacra. UGT ya presentó en el pasado una serie de propuestas[5], como la implantación de tarifas sociales de conexión a Internet, campañas de sensibilización sobre Ciudadanía y Empresas Digitales, ayudas a la formación continua en el puesto de trabajo, una reforma de los Planes Educativos o una Línea de Actuación sobre Políticas Activas de Empleo, que el tiempo está demostrando como acertadas, pertinentes y urgentes.

[1]http://europa.eu/rapid/press-release_STAT-16-4477_en.htm

[2] http://portal.ugt.org/Brecha_Digital/BRECHADIGITAL_WEB.pdf

[3] 2.885.368 hogares y 5.846.270 españoles/as; cálculos realizados sobre la base poblacional empleada por Eurostat (https://circabc.europa.eu/sd/a/c05a86f6-6a7a-4ce7-a371-e1de781c316a/isoc_sdds_hh_es_2016.htm)

[4] http://www.ugtcom.h2301842.stratoserver.net/wordpress/archivos/elementos/2016/crece_el_numero_de_espanoles_que_no_estan_interesados_en_internet_(1).pdf

[5] http://www.ugt.es/SitePages/NoticiaDetalle.aspx?idElemento=1278